lunes, 29 de junio de 2009

Mi alegría infiel...


Hoy se vio de todo, ganas, fútbol y corazón, y cuando el fútbol nos obsequia un porcentaje muy alto de su esplendor, los errores no se resaltan en agradecimiento a la emoción vivida, a pesar que esta te acerque a un pre infarto o algo parecido.

Cuzco fue testigo del, hasta el momento, mejor partido del torneo con 10 goles y mil emociones pues las defensas, en bajo nivel, así lo permitieron para el bien del espectador pero peligroso para el hincha-fanático que no ríe de emociones sino de resultados.

Las alegrías al comienzo se tiñeron de celeste cuando a los 28´minutos el trio rimense, "Chorri", Hurtado y Lobatón, se juntaron para dibujar un triángulo con la pelota y mandarla a las redes con la firma de Lobatón y el esfuerzo de todos. Seis minutos mas tarde, nuevamente este trio, Hurtado la manda larga para Lobatón que lucha el balón logrando ganarlo y suelta para el "Chorri" que en su fe se reflejo la entrega que da por esta camiseta que pocos sabemos amar como se merece, el "Chorri" lo hace como hincha y convirtió su gol, 2-0 y la punta del torneo parecía coger el color adorado por Dios y los que saben.

El primer tiempo acababa y las ganas de los locales reflejaba la apatía que provoca un marcador adverso, siendo este aun el 2-0; La alegría estaba en la tribuna donde incansables hinchas celestes alentaban como le hubiera gustado hacerlo a los que no estuvieron o no pueden pisar una popular celeste por las fronteras que los separan.

En el segundo tiempo parecía ser lo mismo, aunque las intenciones de los locales era disminuir su vergüenza, pero la de Cristal era ampliar la cuenta y la racha, cosa que parecía iba a lograr cuando a los 76´ esta vez el "Chorri" y el "Vagón" se las ingeniaron para poner el tercero en el electrónico, ayudados por un blopper del meta Vegas y su defensa.

El partido aparentaba tener ya un ganador, los hinchas celestes se enamoraron de una alegría infiel, la que cambio de pareja constantemente y a pesar de ello todos la querían devuelta para expresarla en sus gritos desaforados.

Tibia acción de traicionera nos dio cuando a los 55´sin que sintiéramos su ausencia se fue con el rival para hacerle gritar el gol que, por culpa de la distracción de un jugador, Montes logra vencer las redes celestes. Parecía no importar, aun la ventaja era de dos goles y Cristal parecía bien parado, pero a la alegría pareció gustarle el movimiento...

Un minuto mas tarde, nuevamente la distracción del mismo jugador permite un contragolpe letal de los locales que termino con el gol de Sergio Junior, no eran momentos de reír, la preocupación invadió el alma de los celestes, la apatía y el cansancio parecían atacar sin piedad al equipo del "Ciego".

A los 63´, otra vez el mismo jugador, pierde la pelota en salida y provoca un ataque que termina nuevamente en las redes celestes, el empate estaba en el marcador la amargura en Cristal y la alegría donde el rival, nada estaba en su sitio, este partido fue cosa de locos y es que aun faltaba mas por ver y "disfrutar".

Ambos equipos ya estaban parejos, estos minutos fueron párrafos aparte, la locura de cada festejo fue inenarrable, a los 76´ Lobatón nos devolvió la alegría, que fue la misma de antes, la misma que teníamos, que nos dejo por el rival y que ahora volvía y sin que pida disculpas la hicimos nuestra otra vez.

Pero nuevamente cumpliendo su rol de infiel, y encubriendo sus actos en la mala tarde de Perez, volvió a pasar a brazos del enemigo, una falta por atrás provoca un trio libre y la roja para Edwin Perez, la roja termina perjudicando a Cristal y el tiro libre en gol, otra vez empate y sin alegría alguna que nos consuele.

Pero quien dice que los goles son lo unico que desatan festejos, Vegas y Carvallo tuvieron sus minutos, primero Hurtado tras centro de Lobatón manda la pelota abajo donde no llegan los arqueros, pero este petiso llego y rompio un mito; Al minuto siguiente tras tiro de esquina Sergio Junior de cabeza la intenta poner entre el palo y el meta, pero la mano milagrosa de Carvallo evita el gol y provoca un tibio festejo del hincha celeste preso de nervios y algo mas imposible de describir.

Al minuto 86´Arakaki pone el trágico 5-4 y esa alegría ingrata parecía no recordar quien fue el que la invito a esta fiesta, nos dejo con la amargura de estar perdiendo algo que era nuestro, que tenia que serlo, pero que nos lo estaban arrebatando.

Ya eran los minutos del descuento, parecía estar todo sentenciado, nuestra fe no daba para tanto y cuando nos acomodábamos en nuestra tristeza apareció el "Chorri", el incansable jugador, nuestro guerrero, el que lo deja todo en la cancha por esta gloriosa camiseta, -la que muchos aprenderán a amar por solo ver lo que Roberto Palacios hace por ella- sin perder ese toque fino que lo representa arma una pared de taco y la recibe nuevamente para eludir un rival y sacar el disparo que desata la alegría dentro de cada hincha, los gritos no fueron por un gol, fueron por un Chorrigolazo... , imposible olvidar esta tarde.

Y si en el fútbol no existe la injusticia, pues este partido rompió todas las reglas escritas y no escritas, fue una tarde de emoción que esperemos no se repita pues me quiero conservar vivo para dar la vuelta junto al campeón; ¿Que con quien se quedo la alegría? ni yo lo se, y es que el fútbol tiene eso... un no se que que vuelve loco al mas sensato de este mundo.

La próxima fecha esperemos de una vez un San Martín lleno, el equipo se lo merece, una popular unida y una hinchada que no deje de alentar; el Total Chalaco sera el rival a vencer, acompañemos al campeón y seamos partes de esta historia.





3 comentarios:

Silvestre dijo...

Hombre cada vez que te leo sobre el Sporting Cristal, quedo inmerso en el escenario que detallas. Muy bien escrito Saludos.

Previa Nicaragua-Mexico

jose antonio dijo...

eres muy bueno tio! redactas de lujo!
enhorabuena!

¿µðn SC µØ dijo...

Gracias por sus comentarios, pero el merito es ser celeste, lo demas fluye solo...

Igual sus comentarios, junto con este sentimiento, me motiban a seguir, mil gracias...

Buen dia