miércoles, 29 de julio de 2009

Que apaguen la ilusión, pero no el aliento...


Porque parece no haber trabajo en el "fútbol" que desprende el equipo, porque cuando Oblitas intenta hacer cambios en la alineación siempre salimos perdiendo, porque4 el ingreso de Sheput dejo de ser un cambio táctico para ser una moneda al aire con la que el "Ciego" parece rifar nuestro destino y porque no hay coraje ni sentimiento en muchos de los que hoy visten nuestra camiseta, el hincha celeste nuevamente apago su ilusión de alegrar en algo esta opaca campaña con una victoria ante algún rival de siempre.

Aquel hincha celeste que asistió al Miguel Grau con la ilusión, nacida de un ciego sentimiento, de ganarle a Alianza, hoy tiene el enorme derecho de pedir la explicación de aquellos que avalarón los cómicos fichajes de este año.
La pasividad con la que afrontaron varios jugadores este encuentro -rescatando al "Chorri", Heredia y Gonzales- hizo recordar con nostalgia el coraje de Delgado, el empuje de Bonnet y porque no, hasta el juego y entrega de Soto.

Pero hoy tenemos que amargarnos y llenarnos de impotencia con las torpezas de reyes, la frialdad de Perez y la inútil velocidad de Aliberti a la que se suma el indescifrable juego de "Malingas", la inactividad de Maestri y la manutención de Oblitas y compañía.

El primer tiempo fue una vergüenza verlo y yo seria un sinvergüenza al añadirlo en estas lineas que buenamente leen los que hoy comparten mi frustración.

El penal atajado por el palo y por Heredia nos entrego una esperanza que nuestros propios jugadores se encargaron de matar a pesar que el aliento de la hinchada y el inacabable amor con el que defiende el "Chorri"nuestra camiseta lo intentaban rescatar.

A los 5´minutos del segundo tiempo en las gradas se sabia que ya no bastaba con alentar, teníamos que ir agradeciéndole al de arriba por el empate, lo cual no hicimos y minutos mas tarde el trabajo de Oblitas dio sus frutos, 1-0 ganaba Alianza...

La tarea del hincha hoy siguen siendo dos, mantener viva la ilusión y alentar juntos al campeón, para demostrar que esta pasión seguirá vigente en las buenas y malas. La próxima fecha es ante la San Martín el día Sábado en el estadio de Matute a las 3:00 pm, si hay algo que reclamarle al equipo hagámoslo desde las tribunas, el eterno santuario del hincha cervecero.


1 comentario:

areadegol dijo...

Eso suele ocurrir muchas veces, ves que unos lo dan todo por el equipo y que otros no hacen nada y se quedan inmoviles, pero no se puede dejar de alentar al equipo hasta que acaba el partido, luego les puedes reprochar todo lo que quieras.

saludos!